¿QUÉ ES LO MEJOR PARA EL MOTOR DE TU AUTO? AGUA O LÍQUIDO REFRIGERANTE

El líquido refrigerante juega un papel vital en el funcionamiento y mantenimiento del motor, sin embargo, en ocasiones no le prestamos toda la atención que se merece, hasta que nos percatamos que la aguja del reloj de nuestro vehículo va ascendiendo, señal que estaría recalentando.

En este caso, es importante que el motor se mantenga en buen estado, es decir que la temperatura de funcionamiento sea constante y óptimo, a fin que la mecánica dure lo máximo posible, evitando desgastes prematuros o sobrecalentamientos que pueden originar costosas reparaciones en el taller.

Por tal motivo es indispensable que los conductores controlen que el líquido permanezca entre las marcas de máximo y mínimo, y que este se abastezca mientras disminuye, además de contar con repuestos para cuando sea necesario. Sin embargo, en algunas ocasiones, las personas optan por reemplazar esta sustancia por agua, aunque no es lo más recomendable.

A continuación TOTAL LUBRICANTES señala qué es lo mejor para el motor de tu auto.

  • El agua puede generar óxidos en el circuito del vehículo.
  • Esta tiene un bajo poder anticongelante que en épocas de mucho frío podría causar graves averías en el motor.
  • Debido al oxigeno que posee, la presión y el calor que produce a largo plazo el agua puede provocar desgaste en los conductos, además de afectar las mangueras y cámaras del motor.
  • El líquido refrigerante circula por el circuito del vehículo sin resistencia y ayuda a disipar el calor.
  • El refrigerante no se congela a temperaturas “usuales”, ni se evapora a temperaturas de uso normal.
  • Este líquido tiene diversos componentes, y cada uno de ellos hace una función, los cuales evitan el deterioro y mantienen limpio el circuito de refrigeración del auto.
  • Los componentes del refrigerante contiene aditivos que favorecen a la fluidez.
  • El líquido refrigerante contribuye a que el motor tenga una vida útil mayor.

 

Imagen: difusión / Infóvoro 21-12-2016