Mercedes-Benz celebra los 30 años de creación de airbags para copilotos

 

La seguridad en los automóviles Mercedes-Benz es un tema relevante no sólo para el conductor de un vehículo, sino también para sus pasajeros. Tuvieron que pasar años de investigación antes de poner en práctica una solución que salvaguardara al piloto y copiloto de los automóviles Mercedes-Benz, evitando daños mayores en los accidentes.

Durante los años 70 diferentes fabricantes abandonaron la investigación del airbag por considerarlo un elemento peligroso, debido a que contenían pequeñas cargas explosivas que inflaban la bolsa en el momento adecuado. Mercedes-Benz perseveró hasta convertirla en una tecnología segura y fiable.

Es por eso que la marca de Stuttgart lanzó el airbag del copiloto en septiembre de 1987, siete años después de presentar el airbag del conductor, y lo hizo posible en el Mercedes-Benz Clase S modelo 126 en el Salón Internacional del Automóvil de Frankfurt, convirtiéndose así en una característica de protección estándar de la marca.

El airbag del copiloto en sus primeras presentaciones pesaba aproximadamente cinco kilos y el volumen de la bolsa de aire tenía que ser casi triplicado: el volumen del airbag  en la Clase S era de 170 litros comparado con 60 litros en el lado del conductor. La tecnología detrás de la innovación presentada en 1987 fue la misma que para el probado airbag del conductor. Un propulsor sólido en forma de gránulos que se enciende para generar una mezcla gaseosa que infla inmediatamente el airbag.

En el proceso evolutivo de los módulos de airbags estos se volvieron cada vez más pequeños gracias al trabajo continuo de los ingenieros, que hizo posible colocarlos en otras partes del vehículo, por ejemplo para conseguir una protección completa en caso de colisión lateral. Así, en 1993 Mercedes-Benz presentaría un airbag lateral como prototipo, dos años después el sidebag se introdujo inicialmente al mercado como un extra opcional en la Clase E.

Posteriormente surgen otras innovaciones de seguridad, que incluyen el windowbag (1998), el sidebag de la cabeza/tórax (2001), el kneebag (2009), el sidebag tórax/pelvis, el beltbag y el cushionbag (2013), así como airbags adaptables para el conductor y el pasajero delantero en dos fases, en función a la severidad detectada del impacto y la posición de asiento seleccionada. De esta manera, Mercedes-Benz protege a sus conductores y pasajeros con un sofisticado sistema de hasta doce airbags, sistema de seguridad que podemos visualizar en el renovado modelo GLS 400 4Matic que recientemente fue presentado en el Perú.

 

06-09-2017