LUEGO DE INAUGURAR CENTRO ACUÍCOLA MÁS MODERNO DE LA REGIÓN, EL PERÚ ES SEDE DE LAQUA 2016

Con la participación de autoridades, empresarios e investigadores de América Latina y el Caribe se dio inicio, en el Hotel Sheraton, la Conferencia anual LACQUA 2016 y la Reunión Sudamericana Regional de Acuicultura (SARA2016), los más importantes encuentros acuícolas anuales de esta parte del continente americano.

Con el apoyo de la Universidad Científica del Sur, que recientemente inauguró su Centro de Investigación Acuícola, el más moderno de la región; y con el apoyo del Ministerio de la Producción y del Patrocinador Gold Vitapro, estos dos certámenes reunirán a más de 600 profesionales del sector, entre emprendedores, acuicultores y expertos de Latinoamérica y el mundo, quienes tendrán la oportunidad de conocer los últimos avances técnicos y prácticos de la acuicultura y las bases para superar sus retos y desafíos actuales.

Bajo el lema “La acuicultura innovadora frente a los desafíos ambientales”, en estos certámenes se analizarán los desarrollos e innovaciones en el cultivo de peces nativos, crustáceos y de otras especies. Asimismo, se analizarán las más modernas tecnologías en sistemas de producción, acuicultura sustentable y sobre salud y enfermedades de las especies hidrobiológicas. Además, se presentarán diversas investigaciones sobre fisiología y genética, nutrición y alimentación, acuicultura y medio ambiente y procesamiento y economía.

La Conferencia anual LACQUA 2016 y la Reunión Sudamericana Regional de Acuicultura (SARA2016) reunirán a los más destacados investigadores y expositores internacionales, quienes explicarán los desafíos del sector para mantener su crecimiento a través de soluciones innovadoras basadas en la ciencia.

Christian Berger, Director de la carrera de Ingeniería Acuícola de la Universidad Científica del Sur; Viceministro de Pesca y Acuicultura Héctor E. Soldi Soldi y Sonia Valle, Directora de la Carrera de Biología Marina de la Universidad Científica del Sur.

IMPORTANCIA DE LA ACUICULTURA EN EL PERÚ

Actualmente, la pesca mundial ya no puede seguir creciendo en volúmenes de producción sin poner en riesgo su sostenibilidad, por lo que la acuicultura o producción de especies hidrobiológicas en cautiverio se ha convertido en la principal alternativa para proveer de peces, algas y crustáceos a las mesas del mundo entero.

Y en este contexto, el Perú tiene las condiciones necesarias para desarrollar proyectos acuícolas para producir algas, lenguados, corvinas, robalos, chitas, cabrillas, meros, atunes, fortunos en instalaciones aledañas al litoral o en concesiones marítimas. Además, tiene la posibilidad de incrementar el cultivo y producción de trucha a lo largo de toda la sierra y, además, se pueden producir paiche, doncella, gamitana, paco, sábalo, boquichico y tucunaré en toda la selva, la región natural más extensa del Perú.

Una evidente demostración de ese potencial de crecimiento fue el incremento de la producción en 342% entre el 2005 y el 2014, periodo en el que se pasó de producir 26,000 toneladas a 115 mil toneladas. Sin embargo, el año pasado la producción acuícola peruana cayó en 25% por problemas relacionados con el Fenómeno de El Niño. Según el Ministerio de la Producción, el 2015 se produjo un total de 90,400 toneladas, de las cuales el 42.5% fue de trucha, 35.8% de langostinos, 17.8% de conchas de abanico, 2.6% de tilapia, 0.5% de gamitana, 0.15% de paiche y la diferencia de otras especies.

Con respecto a la comercialización de productos acuícolas, la concha de abanico y los langostinos son exportados en forma congelada con un 40% y 56% del volumen total exportado. La primera especie va principalmente a Francia, Estados Unidos y Bélgica en tanto que los segundos tienen como mercado principal a Estados Unidos y España. La trucha y la tilapia, en cambio, se encuentran dirigidas al mercado nacional, observándose un incremento del consumo de estas especies en los últimos años.