El televisor evoluciona frente al apagón analógico

 

Escribe: Roberto de la Cruz. Gerente General de AOC Perú.

En el 2021 el apagón analógico en Lima y Callao marcará el inicio de una nueva era en cuanto al uso del televisor. Este artefacto sigue siendo el centro de atención de los hogares peruanos, y el ingreso de la señal digital -sumado a innovaciones en presentación del panel y calidad de imagen- hace que la experiencia audiovisual sea cada vez más espectacular.

El tema de los televisores evoluciona desde hace siete años con mayor intensidad, yo tuve la oportunidad de participar en la presentación del proyecto de apagón analógico en el año 2010, que coincidió con el lanzamiento de nuestra pocket tv que tuvo muy buena aceptación en el mercado peruano. El concepto digital del televisor tuvo tanta acogida que en la actualidad la venta de televisores se ha diversificado, con propuestas digitales y smart que han replanteado el tiempo de uso del producto: lo que décadas atrás fue el ‘televisor para toda la vida’, la actualidad indica que el televisor se renueva en casa cada quinquenio como máximo.

Este año se realizará el Censo Nacional y el INEI pondrá énfasis en los datos sobre la cantidad de televisores analógicos en los hogares del país. En MTC también cuenta con un plan de incentivos para promover el uso de televisores digitales de cara al apagón analógico en algo más de tres años.

Un televisor digital permite que los televidentes accedan a mayores opciones de contenido libre a través de la señal terrestre, si es que un hogar no cuenta con ningún servicio de cable, como se da el caso peruano donde el 80% no lo cuenta (MTC, Diario Gestión).

El apagón digital implica que en el 2021 el televisor con ‘antena de conejo’ dejará de recibir señal. Mientras que la venta de televisores en el Perú -según proyecciones- será de 1 millón 250 mil unidades, y para el próximo año, que se realiza el mundial de fútbol, superará el millón y medio de televisores. Las marcas que comercializan en Perú tendrán que cumplir una nueva normatividad, informando en la etiqueta el tipo de sintonizador que ofrece el producto.

Es importante tener en cuenta el tema del apagón analógico a la hora de comprar un televisor, es imprescindible contar con un producto digital. Adquirir un televisor analógico sería ponerle tiempo de vida. Y si cuenta con un televisor digital y no desea contar con un servicio de cable, podrá tener programación local en formato digital y contenido diverso de la señal terrestre.

Más allá de la señal digital, el televisor también evoluciona en cuanto a calidad de imagen y sonido, hoy vemos televisores Ultra HD 4K con una performance de alto impacto. A pesar de que el consumidor peruano aprovecha muy poco las utilidades de un televisor smart (Netflix, YouTube, juegos o alguna aplicación más), las posibilidades de uso a futuro son ilimitadas.

El acceso a una buena banda de internet combinado a un smart TV motivará un nuevo escenario de interacción, sea de uso doméstico o para fines educativos o la aplicación profesional en cualquier oficio cotidiano.

Lo que antes fue la ‘caja boba’, peligrosa en sus contenidos, ahora se proyecta como un protagonista del progreso. El uso de un televisor conectado a internet impacta de forma trasversal y propicia un escenario ideal para el desarrollo basado en tecnología.

Hoy en día el televisor sigue siendo un artefacto de distracción de corte familiar, pero muy pronto se convertirá en un recurso digital para el hogar.

Finalmente, no debemos olvidar que el costo de un televisor es básicamente el panel, su hardware representa el 80% de su costo de producción. Ya existen grandes marcas trabajando en lo que será el televisor del futuro, donde la holografía tiene mucho por ofrecer.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*