COMO DISFRUTAR NAVIDAD SIN EXCESOS

Ya estamos a puertas de las fiestas de Navidad y para nadie es un secreto que siempre en este mes se está uno expuesto a la posibilidad de incrementar el peso por las reuniones de amigos, las reuniones del trabajo y principalmente por la fiesta central en donde se come en la mayoría de casos alimentos en demasía y no respetando los horarios de comida como el comer tan tarde lo cual puede provocar, en algunos casos, molestias gastrointestinales y el no poder descansar adecuadamente.  Otro detalle importante de la fiesta es que no solo consumimos un poco más de alimentos que comúnmente no hacemos en otras fechas por la noche sino que incluimos postres y también bebidas para el brindis. Si durante estas fiestas quieres lograr equilibrio y que tu alimentación no se afecte tanto, Luis Cortez, nutricionista de Nestlé, recomienda seguir algunos pasos sencillos para hacer de estas navidades una temporada de celebración con responsabilidad.

  1. Primero que nada para comer de todo sin riesgo de ganar peso, sufrir una indigestión o pasarlo mal ante las tentaciones que rompen la dieta que manteníamos, está en compensar los excesos a la hora de comer y aprender a disfrutar de la comida sin dejar de lado los hábitos saludables.
  2. Hay que planificar un menú o cena navideña que permita disfrutar las temporadas de fiestas sin dejar de lado los hábitos saludables. Recuerda que también hay platos ligeros y deliciosos. Unas entradas de verduras o ensaladas pueden ser la preparación perfecta para una comida principal a base de carnes magras como cerdo, pollo o el famoso pavo. Para el postre las frutas serán tus grandes aliadas y si deseas consumir un postre hay que prestar cuidado a la cantidad consumida.
  3. Si eres tú la encargada de la cocina para las reuniones familiares de estos días festivos recuerda que la calidad prima sobre la cantidad, por lo que conviene que ajustes la comida al número de invitados. Con esta regla sencilla evitarás que tengas “sobras” de comida que duren los días posteriores a la fiesta y que se conviertan en una excusa para abusar de las cantidades de comida que consumas.
  4. No es que tengamos que comer todo lo que se nos presente en la mesa; sino respetar las cantidades, cuidar las combinaciones de alimentos que puedan causar algún malestar estomacal, introducir alimentos menos calóricos (verduras, frutas, pescados y carnes sin grasa) y no abusar del consumo de alcohol.cena-navidad-familia
  5. No debemos llegar a la cena sin haber consumido por ejemplo un almuerzo completo. Lo que comúnmente pasa es que se piensa que para evitar el exceso de peso hay que dejar de consumir el desayuno y el almuerzo o hacer de estos tiempos de comida los más ligeros posible para comer más por la noche. Esta práctica alimentaria no es correcta. Lo que debemos hacer es llegar a la cena con nuestro tiempo de comida completos, es decir consumir los tres grupos de alimentos en cada tiempo de comida (cereales, proteínas y verduras frutas). De esta manera en la cena no vamos a querer comerlo TODO.
  6. La moderación es vital, se deben servir porciones pequeñas o medianas y por supuesto no dar una segunda vuelta a la mesa. Ten opciones de entradas en donde abunden las verduras.
  7. No debemos olvidar el consumir agua durante el día siguiendo la recomendación de los 8 vasos de agua durante el día. Si el día de Navidad antes de la cena por ejemplo consumimos un vaso o dos de agua esto puede ayudar a que no necesitemos tanta comida para sentirnos satisfechos.
  8. Finalmente evitemos el picar entre comidas el día de la festividad, abusar de las comidas o preparaciones con alto contenido de grasa, consumir quesos amarillos o muy grasosos y acompañar las ensaladas con aliños muy calóricos (mayonesa) e incrementa la práctica de ejercicio, para quemar las calorías extras. La Navidad es una buena ocasión para que sorprendas a tu familia, con una preparación diferente que sea creativa y combine nutrición, balance, cantidad y sabor.

 

Imagen: internet / Infóvoro 20-12-2016